miércoles, 16 de abril de 2008

La Sombra Del Viento, de Carlos Ruiz Zafón


Hoy, quiero recomendaros una lectura y también la ciudad en la que está ambientada.
La verdad es que me costó un tantito meterme en el libro, ya que empezaba con una visita al “Cementerio de los Libros Olvidados”, nombrado así tal cual, como si nos estuvieran hablando de una tienda de ultramarinos muy especial, pero tienda de ultramarinos al fin y al cabo... de las que ya quedan pocas, pero existir, existen, o existían, vaya.
Pensé: como sea la cosa así de fantástica, no sé yo, no sé yo...

Pero el caso es que la novela, ambientada en la primera mitad del siglo XX, tiene mucho de costumbrista, bastante de gótica, paisajes y personajes entrañable-cómicos que conmueven como el inefable Fermín Romero de Torres, momentos realmente truculentos, misterio, mucho misterio que engancha hasta el final, encanto, nostalgia, juego de historia-dentro-de-la-historia y un puñado de mágicos rincones de una de las ciudades más fascinantes a la que me he asomado: Barcelona.

Es un libro realmente especial.

Hasta el mismísimo Stephen King se ha animado a comentarla en sus primeras páginas (bueno, no me ha dado tiempo a “husmear sus huellas” y no puedo confirmar si ha sido él o sus editores haciendo marketing pero parecen auténticas ;) ) . Dijo lo siguiente sobre la obra:

Si alguien pensaba que la auténtica novela gótica había muerto en el siglo XIX, este libro le hará cambiar de idea. Una novela llena de esplendor y de trampas secretas donde hasta las subtramas tiene subtramas. En manos de Zafón cada escena parece salida de uno de los primeros films de Orson Welles. Hay que ser un romántico de verdad para llegar a apreciar todo su valor pero si uno lo es, entonces es una lectura deslumbrante.

Ahora toca esperar a que Laín Coubert estuviera dispuesto a autografiármela ;). Si dí con el Cementerio de los Libros Olvidados, cosas más difíciles se han visto, ¿ no, Carlos?.


* La foto aquella de las escaleras en el blog del a-migo Tanino, pegaría perfectamente en el ambiente del libro, si que sí. http://el-pendulo.blogspot.com/2008/01/edificio-dacal-llego-puntual-la.html
* Y la mirada pizpireta, ahora soñadora, ahora realista, de Sole paseando por la actual Barcelona, también.

-->Os dejo con dos citas del libro:
Las casualidades son las cicatrices del destino.
Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro.

--> Y también el itinerario de rincones por los que pasear en Barcelona.
http://elvisleskinen.blogspot.com/2008/01/un-paseo-de-claroscuros.html


Quién sabe, ;) quizá creamos reconocer, reflejados en el escaparate de algún café, los rostros de Fermín y Daniel enfrascados en una de sus estrambótico-festivas* conversaciones, cargadas de humor negro.

(* Se admiten otras definiciones).


12 comentarios:

EVA dijo...

Me cuesta mucho expresar esto, así que utilizaré palabras sencillas (porque más complicadas no me las sé) jeje. Estoy alucinando porque llegué al blog de Evalparaíso de casualidad y aluciné por la conexión que me inspiró y ahora escribiendo a mi amigo el Loboestepario me encuentro contigo y se me encoge el alma!! Tus palabras, tus películas, tus libros ... tus gatos ... Rumi ... es que eres yo que ocurre en el cosmos que hace que coincidamos de esta manera?? En fin, lo único que sé es que es genial y que me ha alegrado un montón encontraros.

UN BESAZO ENORME Y HASTA PRONTO!!!!

Eva C. dijo...

Carol-linda...

Estoy impresionada con tu pluma. Cuando escribes escribiendo me resulta un verdadero placer leerte. Cuando escribes hablando... ya lo sabes, me lio :)
Es curioso, pero a veces, el verdadero encuentro se produce precisamente cuando el escritor se esconde tras la palabra, ya que los caminos del alma quedan así despejados.
Es del todo imposible que el que escribe no esté en sus palabras. Pero al esconderse, sucede que su tono de voz resuena con la voz del que lo lee, hasta el punto de no distinguirla de la propia.
Es entonces, al parecernos que estamos escuchando nuestra propia voz, cuando nos reconocemos mutuamente en el encuentro, cuando no existen un tu y un yo separados.
Lindísima comunión que, como buena paradoja, contiene en sí misma los opuestos... "Solve et coagula".

Un beso, bonita.
Eva C.

P.D. Hola Eva... grata y sorprendente coincidencia encontrarte de nuevo, esta vez en un lugar común. Te mando un beso.

Tanino dijo...

Uf!! algún día deberíamos juntarnos los tres con la Sole a compartir un té o esas bolsitas con raíz de regaliz que nombras en mi blog. Hay un libro muy especial del que me gustaría contarte, pero aún no está terminado, la historia es actual, pero es como si fuera en blanco y negro, justo a comienzos del siglo XX. Estoy seguro que nos veremos aquí o allá. Beso gigante
Giuseppe

Lucía o Sece43 según se mire dijo...

Reconozco que el libro me gustó, pero no tanto como para el bombo que se le ha dado :(

sole dijo...

hola lur! eyyy te veo VEO VEOOveOO qué ves? una lobitaaaa y mir aué linda es>!!!!!jejejejjeejeejjj de frenteeee ya somos dos, mirando de frente. ¡un besazo!

Lur, Carol, CaroLur, Carolinda, Conejisha, Bruji, loba, cola de ciervo ;), y se inventan más... dijo...

Me alegra mucho que mi Eva preferida, lo mismo un día de estos se pueda encontrar en la misma Barna del libro, café por medio -fíjate lo que son las cosas- con nuestra recién descubierta Eva-Beba, como dos "caperucitas en Manhattan-Barcelona" ;P (Compartimos también admiración las tres por el genial Vicente Ferrer ;) ). Imaginaros de charleta por allá, me pinta una sonrisa en la cara :))

Un besazo a las dos!!, y un gracias por estar ahí, especial, para mi Eviña.

P.D. para Eva C. He aprendido algo nuevo, qué significa "Solve et coagula". ;)

P.D para Eva-Beba: seguiré husmeando y descubriendo más cositas por tu chuli-blog, seguro que me sorprendo...

Lur, Carol, CaroLur, Carolinda, Conejisha, Bruji, loba, cola de ciervo ;), y se inventan más... dijo...

Así que tú también te lo has leído eh? Lucía?. Bueno, yo partía sin muchas expectativas sobre el libro, quizá por eso la valoración no se me desinfló si hubiera esperado muchísimo de él. Claro que también, es una cosa muy particular esto de los gustos literarios. Un abrazote pec-ante!. (entre pac y pac).

SOleeee, síiii, de frente y mirando de medio-lao ;P
¿has vIsTo también con qué mosca-detrás-de-la-oreji nos ha dejado el Leo-Giu-Tanino (tres personajes en uno, ojo al dato ), con eso de su libro??? ;) mmmm.... mmm..... ¿Tú tienes idea de algo-alguito? Dejo unas pastitas con chocolate para acompañar a los tés y regalices varios... a ver si el Giu se explicotea-escribitea más, en una de estas. Y abrazo grandote para compartir con ambos.

Tanino dijo...

taninus@gmail.com

º¿º

Tanino dijo...

sólo venía a dejar un saludo a mi a-miga.
Giuseppe

kany dijo...

Yo también quiero un tecito.
besos.

Anónimo dijo...

El libro está bien, pero el final es muy dulzón, a mí al menos me lo destrozó, parecía como si tuviese prisa por acabarlo. :/

Martín G. Ramis dijo...

Después de leer tu blog te recomiendo efusivamente otro: Martín Garrido entre el centeno.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...