domingo, 26 de agosto de 2012

Breve historia de un encuentro; perros, niños y autismo




Foto: AnimalStory




Breve historia de un encuentro

 

Laura sentada mueve su cuerpo arriba y abajo-arriba y abajo, una y otra vez.
Hopi mueve la cola, de un lado a  otro, una y otra vez.

Laura  mira de reojo a Hopi,
Hopi mira de reojo a Laura.

Hopi da rodeos lentos alrededor de Laura, rozando su pierna morena suavemente  con la cola.
Laura suelta su brazo del regazo lentamente para dejarse acariciar por la cola de Hopi.

La cola de Hopi se ríe,
¡La boca de Laura se ríe!

Esto es sintonizar, ¡son increibles estas chicas!

Laura  tiene el pelo oscuro y la sonrisa pilla, autismo y síndrome de down.
Hopi tiene el pelo rubio, sonrisa de delfín, y una incurable tendencia a limpiarte a lametones.




15 Agosto de 2012 en casa de I. y A. 



8 comentarios:

esteban lob dijo...

Bella historia de seres que en dos piernas o en cuatro patas, hacen una vida distinta a la nuestra, pero llena de afanes en su especial sentimiento interior.

Abrazo austral.

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... dijo...

Qué encantadora observación la tuya Esteban.

Lo que me fascinó es cómo enseguida, tanto Laura como Hopi se trataron de manera diferente a como acostumbran con los demás y muy sintonizadas la una con la otra.

Abrazo tirando a boreal.

Fernando dijo...

Hay muchas formas de comunicación. Las palabras no son siempre necesarias. Lo que describes es un buen ejemplo de eso.

Un beso!

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... dijo...

Muy cierto Fernando, un beso!

Lucía Montero dijo...

La verdad es que mi experiencia con alumnos autistas no ha dejado de sorprenderme, el caso es encontrar un punto de conexión, y hay que reconocer que los animales tienen un "no se qué" especial para eso.

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... dijo...

Caray Lucía, también tienes experiencia docente con alumnos con autismo?, sí que acumulas experiencia!. Tienes razón. captan algo rápidamente... y lo que es mejor, muchos saben cómo comunicarse mejor que muchos humanoides.

Gabriela dijo...

Creo que acá estamos hablando de seres especiales, que se conectan en un plano que los que estamos de este lado ni podemos ver ni menos entender. Algo así como el Principito y su rosa.

Lur, Carol, Carolinda, Ayawé the wolf, y se inventan más... dijo...

muy interesante tu apreciación Gabriela; quizá es un plano básico al que tendríamos cierto acceso conectando más con el cuerpo y lo esencial... que como bien decía el Principito... es invisible a los ojos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...