viernes, 19 de febrero de 2010

Los txiki txokos con alma: toda persona tiene los suyos.

Acabo de congratularme leyendo la última columna de Mister Revertí (Arturo Perez-Reverte, nuestro "chico de la mochila" ). Otro que entiende a qué me refiero con el alma de las cosas de mi anterior post y al estilo de lo que propone Tomas Moore en su inspiradora obra: El cuidado del alma.

Aquí está el enlace a la columna, y copio íntegro su último párrafo. No tiene desperdicio.



Ésa es la razón de que las imágenes de esas existencias desnudas, los cortes verticales de edificios descubiertos de un día para otro por catástrofes naturales, guerras o siniestros azares del destino, me conmuevan especialmente. Me pongan –disimulen la mariconada– algo blandito por dentro. Más, incluso, que los cuerpos sepultados bajo los escombros. Hay en esas paredes algo que revela la parte indefensa, y tal vez la mejor, del ser humano. De cualquiera. De todos. A ver qué miserable o canalla entre los millones que adornan el paisaje, por mucho que lo sea, no tiene un rincón noble en alguna parte. Una retaguardia íntima, privada, hecha, incluso para los peores entre nosotros, de afectos, lecturas, músicas, sueños, amores, ternuras. La habitación de un hijo, el dormitorio de una madre con su crucifijo en la pared, el póster del Ché, la foto de boda de los padres o los abuelos, el retrato de un niño que fue feliz o no lo fue, la cama donde se ama, se sueña o se tienen pesadillas, la estantería con libros que ayudan a vivir otras vidas, a planear futuros o a consolar pasados. Asomarme involuntariamente a esa parte al descubierto de cada uno de nosotros me conmueve e incomoda, pues hace vacilar la confortable certeza, tan útil en tiempos de crisis –y todos los tiempos lo son– de que el ser humano tiene siempre lo que se merece. Esa exhibición desconsiderada, impúdica, de tantas vidas desnudas, dispara también curiosos mecanismos de solidaridad frente al verdugo cósmico que juega con nosotros al ajedrez. Con fotografías como la que comento, con paisajes parecidos, o peores, que a mi pesar conservo en la memoria, me gustaría tener delante a ese jugador improbable y decirle: oye, desvergonzado hijo de la grandísima puta. A un ser humano se le mata, si tales son las reglas. De acuerdo. Pero no se le humilla. No se le desnuda así, en público, en lo que es y lo que fue.
.

Tiempo y silencio. Cesarea Evora
.

14 comentarios:

esteban lob dijo...

Hola Lur:

Entonces, pareciera que las cosas tienen generalmente más "alma" que las personas.

Un beso.

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... dijo...

¿Sin personas que la anim-en donde estaría? ;-)

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... dijo...

Beso anim-alado Esteban!

Ipnauj dijo...

Delicioso uso del lenguaje con contenido preciso.

Un gran saludo.

Lucía Montero dijo...

Totalmente de acuerdo, a lo mejor es que por desgracia estamos demasiados acostumbrados a ver las personas en ese estado, y son las cosas las que nos pueden cambiar el estado de ánimo :(

Christina dijo...

Hola Lur, tu siempre tan considerada con tus comentarios, gracias por estar siempre ahi!
Beso grande
Virginia

virginia pinon dijo...

Perdon! estaba en la cuenta de mi hija Cristina y no me di cuenta! ahora si, gracias de nuevo!!!!!!
Virginia

Fernando dijo...

Pensaba yo qué coincidencia, escribiendo yo sobre música para el alma, pero bueno así son las cosas. Y bien, a veces creo que nos olvidamos de como es la realidad y ella está hecha de estas cosas, ni más ni menos.
Vivimos de espaldas al mundo tal y como es, lo construímos de una manera un tanto artificial pero somos de carne y hueso. Estamos hechos de un material propenso al sufrimiento y el dolor también es parte de nuestra existencia.
No obstante, yo estoy bien con eso. Ello nos hace humanos, no robots y no creo que se le deba echar la culpa a nadie por estas fallas de construcción...

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... dijo...

Fernando coincido con tu apreciación... y por lo visto de algún modo con temas que se "tocan" de blog a blog de cuando en vez :-)), ¡chócala compadrito! y acompañante de un buen trecho vital ya... muxu haundi bat ^_^.

http://laesquinadefernando.blogspot.com/2010/03/musica-para-elevar-el-alma.html?showComment=1268063343239_AIe9_BGo0h8R8WvYzqvzxhOdStsK0jJIR9C92Z9APQ5QKXJODaJD3oPEVTGm4ywFIH-BUhrQJDPCN-UP8GijoKA66qoqQnRvAXZHt78DPKPX_z5RBZYiDCqRE0srflKIMvyXdLH_9hz3v2BbI57jVeHxxjSFpeTYHnwQOhOmbdsLtlIeyeVa1mK6RTQYKMt5HaES7EQhWtL_qkgJUhrPUJ8uc9Fn5ftNOQH0Phc1TMx1e1q1RgHKoAPYBUkoUoWzD1jUxbtRmJoC#c7610842499670872501

Graciñas Ipnauj por pasarte por acá y tus imágenes (algún día tu cámara dirá audiblemente miiiau y nos vamos a enterar ^_^),

Lucía , es posible lo que dices: demasiadas imágenes crudas de cuerpos dañados expuestas a toda pastilla y mezcladas con noticias más banales -nos insensibilizan?- no da tiempo a digerirlas :-(

Virgi, pasar por tu txokito es un placer para la vista y la imaginación. Por un momento pensé que debía de conocer a Christina y no caía uiiich, tuvo su punto. Y así ahora también me asomé a conocerla por fotico ;-). Un besazo de vuelta.

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

Maribel Delgado Medina dijo...

Primera vez por aca y me parece muy interesante :)

Mary Rogers dijo...

otro terremoto en el alma, después de leer el texto.
abrazos

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... dijo...

Glups, el de Kirensky se lo comió al darle a publicar no sé cómo.(Los mensajes están moderados a partir de x días sin publicar). En cualquier caso, ¡recibido!, espero verte de nuevo por acá. Un muxu muy fuerte.

Lur, Carol, Bruhi,Carolinda, Ayawé the wolf, cola de ciervo, y se inventan más... dijo...

Gracias Maribel :-)

Mary, abrazoTe de vuelta ^_^

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...